jueves, 2 de marzo de 2017

Oier Gómez, o le sacamos o muere en prisión... por luchar!

Cartel. "Preso gaixoak kalera. Oier Gómez egoera larrian. Idatz iezaiazu. Gasteizko AAM"
Oier Gómez askatu!

Desde el Comité por un Socorro Rojo Internacional de Euskal Herria queremos dar la voz de alerta ante la gravísima situación en la que se encuentra el preso político vasco Oier Gómez Mielgo.
Oier está encarcelado en la prisión de Fresnes, Francia, pero actualmente se encuentra ingresado en el hospital de Pitié-Salpetrière, en París, ya que le han diagnosticado un sarcoma de tipo Ewing en estado avanzado, con metástasis en cráneo y pelvis. Su estado de salud es de extrema gravedad, y prueba de ello es que le están aplicando tratamiento de quimioterapia y radioterapia simultáneamente.
Las abogadas de Oier ya han solicitado la suspensión de su condena, pero las autoridades judiciales francesas están haciendo oídos sordos a la petición de libertad de Oier a pesar de la grave situación en la que se encuentra. A nadie se le escapa que no es lo mismo afrontar un cáncer en el módulo penitenciario de un hospital, rodeado de policías, que hacerlo en libertad arropado por familiares y amigos. Por eso debemos reclamar de todas las formas posibles su inmediata puesta en libertad. Es una cuestión de vida o muerte.
Francia está siendo cómplice de la política represiva, vengativa y cruel que el Estado fascista español viene aplicando contra el conjunto de presas y presos políticos gravemente enfermos, a los que están condenando a morir lentamente en prisión. Así lo han reconocido recientemente desde Instituciones Penitenciarias, filtrando la noticia de que no van a excarcelar a ningún preso político enfermo hasta que estén seguros de que su fallecimiento será inminente, o ...¡que se arrepientan! No les perdonan su ejemplo de lucha. Pero cabe recordar que la libertad de las presas y presos políticos que padecen alguna enfermedad grave e incurable no es ningún beneficio penitenciario, es un derecho establecido por su ley, esa misma ley que sí aplicaron para poner en libertad a dos de los principales responsables del terrorismo de Estado de los GAL, el general Galindo y Rafael Vera, que en su día fueron excarcelados … por supuesta afección cardiaca y ¡por depresión!
Oier fue detenido por primera vez cuando aún era menor de edad y desde entonces no ha dejado de luchar fuera y dentro de prisión. Él lo ha dado todo por la libertad de su pueblo y de su clase. ¿Qué vas a hacer tú por él? Extendamos la denuncia. No permitamos que asesinen a Oier como asesinaron a Arkaitz Bellón y a Isabel Aparicio. No permitamos que exterminen a los presos políticos en prisión. Tenemos que arrancar a Oier y a todas las presas y presos políticos enfermos de las garras de estos fascistas. Luchemos por la libertad de todas las presas y presos políticos que resisten en prisión conquistando la Amnistía.

¡Libertad Oier Gómez!
¡Libertad presas y presos políticos enfermos!
¡Amnistía Total!

Foto. Raper@s incriminados con pancarta de "Amnistía preses politiques".
15 RAPEROS POR LA AUDIENCIA NAZI-ONAL EN 3 MESES
Pablo Hasél

En cuestión de 3 meses hemos pasado 15 raperos por la Audiencia Nacional. Yo ya fui condenado a 2 años de prisión y ahora pueden caerme hasta 6 más, La Insurgencia (11 raperos, un productor y quien hacía los vídeos) también se enfrenta a una larga condena por “asociación ilícita”, “enaltecimiento del terrorismo” e incitación al odio y a Valtonyc lo acaban de condenar a 3 años y 6 meses de prisión por injurias a la corona y enaltecimiento. En ningún Estado europeo, ni siquiera en Estados Unidos, se viola así la libertad de expresión. Evidentemente no estoy poniendo como ejemplo de libertades a esos países, todo lo contrario, pero que en este Estado haya aún menos, es muy significativo. A raíz de estos casos, bastante mediáticos, muchas personas se preguntan cómo puede suceder. Para entender el presente y conquistar el futuro, hay que conocer el pasado.

La Audiencia Nacional es un tribunal herencia del Tribunal del Orden Público franquista que cumple la misma función: castigar con saña la disidencia. Le cambiaron el nombre pero los jueces y fiscales continuaron siendo los mismos. Un tribunal demócrata hubiera condenado a la policía torturadora y asesina del franquismo, a sus ministros, etc. Nada más lejos de la realidad: condenó a quienes luchaban para que así fuera. Por sus salas y calabozos hemos pasado miles de antifascistas cuyo delito ha sido luchar por una verdadera democracia. Por lo tanto cabe recordar, ahora que tanto hipócrita pide la libertad de Valtonyc, que los partidos como Unidos Podemos que no piden la disolución de este tribunal y de los cuerpos represivos, están perpetuando la represión. Para combatir la represión hemos de saber quienes están realmente en nuestra trinchera y quienes de una forma u otra legitiman a los represores. Además, estos oportunistas sólo se acercan cuando algo tiene bombo mediático y a menudo ni eso, pues criminalizaron a los jóvenes de Altsasu y se solidarizaron con la Guardia Civil.

En Estados Unidos hay raperos y artistas más famosos que nosotros y con letras mucho más explícitas que llaman a ejecutar policías o políticos. Ninguno ha sido condenado a prisión por ello. Baste como ejemplo la canción “Cop Killer” de Ice T que puede encontrarse subtitulada en castellano por YouTube. O el videoclip del famoso y clásico grupo Onyx “Againt All Authorities”, en el que secuestran a un policía, lo golpean y lo crucifican. De hacer eso un grupo de este Estado, sería detenido al día siguiente y condenado a prisión. Por mucho menos Valtonyc pasará, si la solidaridad no lo evita, casi 4 años encarcelado. Pero a todas horas nos dirán que el máximo problema es Trump cuando aquí tenemos algo aún peor. Para transformar la sociedad, hay que saber donde sobrevivimos. Por eso es tan importante que con campañas y hablando con nuestro entorno, demos a conocer casos como estos y tantos más para que se tome conciencia de que vivimos en un Estado sin las más mínimas libertades garantizadas. El uso sistemático del terror de la represión para que tengamos la boca cerrada, es el fascismo moderno del que hablaba Dimitrov, la forma de dominación de la oligarquía más reaccionaria. Los hijos y los nietos políticos de quienes encarcelaron o exterminaron a Lorca, a Miguel Hernández y a tantos antifascistas más, son los que con prácticas inquisitoriales nos condenan por protestar. Saben que hacerlo, por el momento, les sale casi gratuito. Sí provoca que más personas abran los ojos, pero si no se transforma en solidaridad llevada a los hechos, los represores no se lo piensan. Por eso, ahora que se habla tanto de la falta de libertades, hemos de insistir en la importancia de la práctica revolucionaria para que la indignación sea mucho más que unos twits o un berrinche momentáneo.

Para evitar que Valtonyc entre en prisión hace falta mucha presión. Si por todo el Estado hubiera concentraciones exigiendo su libertad y amplias campañas, se lo pensarían dos veces con él y con tantos más. Nuestro deber es organizarlas si nos indigna que se le quiera encarcelar por republicano y antifascista. ¿Acaso nosotros no lo somos? Pero sin olvidar que las cárceles están llenas de presos y presas antifascistas, la solidaridad no puede ser selectiva porque no sólo Valtonyc merece la libertad. La reivindicación de la amnistía total se hace imprescindible para unir la solidaridad y apuntar al régimen, teniendo claro que mientras tengamos un Estado así, no pararán de encarcelar por luchar. Por eso lo más importante es fortalecer la organización revolucionaria que pelee duro por acabar con la raíz del problema.


Cartel. "Manuel Pérez Martínez "Arenas"... Amnistía total!"
Arenas Libertad
-Difusión para cartel. Impidamos un nuevo crimen de Estado.


Foto de Lucía mostrando su tatuaje nazi.
Más agresiones fascistas

Lucía, la intocable y Fran, portavoz del grupo "Lo nuestro", agreden a una familia en un bar