martes, 7 de julio de 2015

Artículo "Carmena o el gusto de reformar para mejorar", de Olarieta.

Manuela Carmena.
Manuela Carmena o el gusto de reformar para mejorar
Juan Manuel Olarieta


Hay personas, como Manuela Carmena, la actual alcaldesa de Madrid, cuya biografía resume en sí misma la evolución de un país. En su caso, se trata de alguien que empezó de abogada y acabó de jueza, empezó atacando y acabó defendiendo, empezó en la oposición y acabó en el poder. En las elecciones de 1977, las primeras elecciones “libres”, ya se presentó en las listas del PCE para el Congreso. No se le puede acusar de incoherencia. Ella siempre quiso lo mismo que el PCE: mejorar lo que había, bien entendido que lo que había era el franquismo, el cual ha mejorado tanto desde 1977 que para algunos ha quedado irreconocible.

En su biografía hay también todo un recorrido de lo que ha sido y es el ejercicio de la abogacía en España. Hasta 1977 los despachos de los abogados, que entonces aún se llamaban “laboralistas”, servían de centros de reunión de organizaciones ilegales, como Comisiones Obreras, algo que hoy sería impensable. Entonces aún había abogados; hoy lo que hay son mercenarios (“profesionales” los llaman) y si queda algún abogado está en la cárcel o en vías de entrar en ella por hacer lo que siempre han hecho los abogados: defender una causa.

Antes de llegar al Consejo General del Poder Judicial, uno de los máximos “poderes” del Estado, Carmena fue durante años jueza de Vigilancia Penitenciaria en Madrid, un tipo especial de cargo que apareció con la transición para reconocer que desde el siglo XIX los jueces jamás habían cumplido con una de las obligaciones que la ley les imponía: impedir los horrores y arbitrariedades que se cometían en las cárceles.

Una cárcel resume los dilemas del reformismo, que incluso se justifica con argumentos como éste: estamos de acuerdo, hay que acabar con las cárceles o hay que sacar a los presos de ellas, pero mientras eso no se produce ¿qué hacemos?, ¿nos quedamos de brazos cruzados mientras los presos sufren? Para justificarse el reformismo opone lo inmediato a lo mediato. Una cosa impide la otra y a los demás nos toca oír que somos testimoniales, que hablamos mucho pero no hacemos nada, y cosas parecidas. El reformismo tiene la urgencia de demostrar que es posible cambiar las cosas y que hay que hacerlo. En el caso de las cárceles, no se trata de que los presos salgan a la calle sino de que tengan sus derechos dentro de ellas, sus visitas, sus permisos de fin de semana y su progresión de grado.

El reformismo no muestra su verdadero rostro hasta que la lucha de clases los pone en su sitio. La huelga de hambre de 1988 de los presos políticos del PCE(r) y de los GRAPO le estalló en las manos a Carmena, que quiso hacer lo que le gusta al reformismo: ponerse en medio en un papel típico de juez y árbitro. Ni con unos (el gobierno) ni con otros (presos políticos). Nada más empezar la huelga promovió una negociación entre las dos partes que acabó con un acuerdo que puso fin a la protesta y ella se convirtió en garante de los mismos y de que se cumplirían de manera cabal.

Dibujo. (sobre una foto de Fernando Fernández durante la huelga de hambre de 1989-1991)
Pero manejándose entre fascistas, los acuerdos no sirven para nada. El gobierno del PSOE se los saltó de la manera que acostumbraba. No sólo todo había sido papel mojado, sino que el garante hizo lo mismo: no dio señales de vida, no hubo tal garantía. Todo había sido un engaño para ganar tiempo. Entonces los presos políticos tuvieron que reanudar la huelga, esta vez a tumba abierta, lo cual condujo a la muerte de José Manuel Sevillano. La huelga se prolongó durante meses de manera terrible durante una larga agonía en la que los presos fueron atados a las camas de los hospitales y alimentados a la fuerza, lo cual está considerado como una forma de tortura por la Asociación Médica Mundial.

Nadie pareció darse por enterado. ¿Dónde estaba el reformismo, los derechos y las garantías? Estaba donde está siempre: junto a la policía. Cuando los presos políticos fueron llevados a los hospitales para demostrar que el asunto no era carcelario sino sanitario, para que agonizaran lo máximo posible, Carmena se presentó en el lecho mortal acompañada de la policía con un ultimátum: les dijo a los presos que o bien aceptaban “voluntariamente” que les alimentaran por vía intravenosa, o bien en caso contrario tendrían que hacerlo a la fuerza, con las muñecas atadas a la cama.

El reformismo iba acompañado de la policía. En aquel momento la alternativa no era ya que el gobierno cumpliera con sus compromisos. El fascismo y el reformismo hicieron causa común y demostraron que eran los dos brazos de la misma barbarie. No había nada que mejorar sino más de lo mismo. Había que torturar a los presos por las buenas o por las malas.

Si en 1988 Carmena no fue capaz de cumplir con aquello a lo que se había comprometido, no sé por qué extraña razón ahora debemos esperar algo distinto de ella o de cualquier otro como ella. Hace unos pocos días murió Charles Pasqua, antiguo ministro francés del Interior, a quien pertenece una frase que allá es célebre: “Las promesas de los políticos sólo comprometen a quienes las escuchan”.

Si siguen escuchando los cantos de sirena, es posible que cuando quieran darse cuenta amanezcan atados de pies y manos al potro de la tortura.

Citas del 7, 8 y 9 julio. Brecht, Marx y Marx.
Aprender y luchar, luchar y aprender.
Citas del 7, 8 y 9 de julio

lunes, 6 de julio de 2015

Demos difusión a la solidaridad. Expos, jornadas, correspondencia...

Foto. (sala con cuadros de Arenas)
A ensanchar la solidaridad con lxs presxs políticxs
Muro solidario:
- Exposición de dibujos de M.P.M. Arenas en “El Eko”, Madrid. Finales de junio.

Foto. (escenario con pancartas "Stop represión" y "Presos comunistas y antifascistas amnistía" y sus fotos)
- Escenario Jornada contra la represión en Vigo, 27 junio.

Foto. (5 sobres con cartas a presxs)
- Cartas preparadas para enviar a lxs presxs políticxs.

Pintada. "Pres.o.s. politics al carrer! PCE(r)". (y a molde símbolo pce(r), en una fachada)
- Pintada en Castellò.

Dibujo. (cerdos comen de un comedero de billetes)
Cartas de lectorxs:

La estrategia de los/as comunistas españoles/as frente a la política fascista del gobierno de Mariano Rajoy
La lucha política debe de ser el pilar de la estrategia revolucionaria de los/as comunistas frente al actual régimen monárquico bipartidista: las movilizaciones populares, tanto las manifestaciones como las huelgas, tienen que ser el cauce de expresión de la ciudadanía frente a los brutales recortes efectuados por el Gobierno de Mariano Rajoy contra la Educación y la Sanidad públicas, entregando Hospitales a empresas encabezadas por individuos afines a miembros del Gobierno (amigos, conocidos o, incluso familiares), mientras que en materia laboral permiten los despidos masivos por los empresarios a cambio de míseras prestaciones por desempleo, incluyendo a los que se encuentran buscando trabajo mientras que, por último, permiten las estafas de los bancos, amparadas por la Ley Hipotecaria, a aquéllas personas que han solicitado hipotecas cuando las circunstancias del mercado eran aparentemente normales y que ahora, debido a la crisis y a haber enfrentado un despido, no pueden pagarla, quedándose el banco con su vivienda pero subsistiendo la deuda económica, situación que ha llevado a más de 3.000 personas al suicidio o, mejor dicho, produciéndose 3.000 asesinatos a los que, unidos a los fallecidos entre 2012 y 2014 por no poder pagar la factura del gas y la electricidad en invierno por el desmedido precio establecido por las eléctricas y a los fallecidos por el "bloqueo" del Gobierno al Sovaldi, un medicamento para tratar la Hepatitis C, suman más de 14.000 (7.000 por no pagar la calefacción y 4.000 por el asunto del "bloqueo" del Sovaldi), mientras que los altos directivos de las empresas, la Banca y líderes de los dos grandes partidos, colaborando las cúpulas "amarillas" de los sindicatos, cobran sueldos importantes, se llevan su dinero a "paraísos fiscales" para no tributar los impuestos en España y se ponen sueldos extra. La corrupción campa en todos los niveles del Estado, convirtiéndose en una característica de la vigente "democracia" surgida al amparo de la Constitución de 1978. Pero si esto es poco, la reciente reforma del Código Penal mediante la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, mediante la redacción del artículo 573, equipara como delitos de terrorismo a las expresiones contrarias a la Familia Real vertidas en las redes sociales como Facebook o Twitter, ampliando aún más las restricciones a la libertad de expresión junto con la nueva Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, convirtiéndose el régimen borbónico en una dictadura oligárquica y corrupta
Los/as comunistas, como defensores/as de una democracia verdadera, debemos aunar nuestras fuerzas frente a la actual situación organizándonos para luchar contra la criminalización de los movimientos políticos y sociales que suponen un riesgo para los "privilegios" de las clases poderosas, emprendida desde el Gobierno y aplaudida por el sector retrógrado del Partido Popular, la patronal, la Banca reaccionaria y los terratenientes, devolviendo a España a los oscuros años de la dictadura franquista, de la cuál la propia Monarquía es heredera a través de la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado de 1947 y de la designación de Juan Carlos de Borbón por Franco en 1969 en base a esa Ley: la libertad de expresión es un derecho de todos los españoles y no un delito, sobre todo cuando desde el Gobierno se cometen todo tipo de tropelías y cuando una vez más, en las últimas elecciones municipales y autonómicas, a pesar de haberse producido algunos cambios, se demuestra que la democracia en la que vivimos es una auténtica farsa
¡RESISTENCIA O MUERTE!
Ismael S. Madrid, 29 de Junio de 2015

domingo, 5 de julio de 2015

España: 6600 torturas en 10 años.

Dibujo. (tortura a una mujer por dos torturadores, verter agua en la boca como ahogamiento)
En 10 años se han producido más de 6.600 casos de torturas en España

"Desde 2004 hemos registrado todo tipo de torturas casi de forma cotidiana. Desde violaciones hasta golpes o amenazas", denuncia Jorge del Cura, portavoz de la Coordinadora para la Prevención de la Tortura, en declaraciones a Sputnik Nóvosti. Estas cifras constatan las reiteradas denuncias de Amnistía Internacional, que asegura que la tortura en España no es sistemática, pero tampoco se trata de casos aislados y recalca la importancia de este problema que todos los Gobiernos de la democracia han ignorado.

La Coordinadora para la Prevención de la Tortura realizó un exhaustivo informe de casos desde 2004. En ese tiempo recopiló un total de 6.621 denuncias perfectamente probadas y con el consentimiento de la víctima. De estas querellas, sólo 752 de ellas fueron condenadas.

De esas condenas 372 fueron contempladas sólo como faltas y 379 como delitos.

Durante estos 10 años se llegaron a condenar hasta 15 abusos sexuales por parte de los policías, 4 agresiones sexuales, 86 detenciones ilegales, 45 casos de tortura, 401 casos de lesiones e incluso 12 delitos por homicidio imprudente y 1 por homicidio intentado. La mayoría de las víctimas están relacionadas con movimientos sociales, terrorismo o inmigración.

"Hay muchas denuncias por racismo, en casos de migrantes. Aproximadamente son una sexta parte de las que conocemos. Sin embargo, estas son muy importantes porque la mayoría no se atreven a denunciar por miedo a ser expulsados del país", señala el portavoz de la Coordinadora para la Prevención de la Tortura.

Los malos tratos en los detenidos en protestas o movimientos sociales son los más frecuentes, según denuncia la coordinadora. Este perfil aumentó considerablemente durante la crisis y las protestas del 15M.

En 2010 había 200 denuncias anuales; en 2011, durante el estallido de la protesta de los indignados contra los recortes y políticas de austeridad impulsadas por Bruselas, las denuncias aumentaron a 433 y en 2012 llegaron hasta las 591. En el último año, en 2013, la cifra bajó hasta 251.

Otro de los perfiles denunciantes son por casos relacionados con terrorismo, donde las personas están en régimen de incomunicación. Durante esta fase, que puede durar varios días, se pueden producir torturas y malos tratos, según denuncia Amnistía Internacional.

"El año 2005 fue el más crítico en este tipo de denuncias desde que hay contabilidad. Se produjeron hasta 77 denuncias por tortura y malos tratos, una cifra que ha decaído desde el abandono de las armas por la banda terrorista ETA", señala del Cura.

El portavoz de la coordinadora señala que la tortura física suele ir emparejada de una tortura psicológica. "Los que sufren tortura psicológica no son conscientes de haberla sufrido y por tanto no lo denuncian", señala del Cura.

"La denuncia inicial suele ser por golpes, patadas, puñetazos, porrazos, etc. Cuando los especialistas hablan con la víctima empiezan a salir los múltiples ejemplos de tortura psicológica. Algunos ejemplos son amenazas, prohibición de ir al cuarto de baño, humillación, insultos racistas o sexistas o malas condiciones en la celda", prosigue del Cura.

Esta coordinadora, compuesta por 46 colectivos distribuidos por todo el Estado, señala que sigue habiendo casos muy llamativos como las agresiones sexuales en comisaría. "Hay varias condenas por agresiones sexuales cometidas por agentes", señala del Cura.

Sin embargo, a pesar de estas evidencias, denuncia la falta de colaboración por parte de los Gobiernos. "Los indultos a policías culpables por parte del Gobierno, la falta de herramientas para contabilizar los casos, las escasas condenas por torturas y abusos o la poca ayuda prestada a las víctimas no ayudan a la erradicación de este fenómeno en España", alerta el portavoz de la Coordinadora para la Prevención de la Tortura en España.

Difusión. Este es Iñigo Méndez de Vigo...
Denuncias:
Iñigo Méndez de Vigo, Ministro de Educación, Cultura y Deportes

Genealogía:
Su padre, alto militar franquista, su madre jerarca del Auxilio Social fascista, su hermana jefa del CNI, su hermano coronel del ejército, su cuñado un neonazi...
Pantallazo del tema de Alfa K. (Arenas puño en alto)
Música combativa:

Molotov Ft. Alfa K – Comunistas, no terroristas

https://www.youtube.com/watch?v=fLnxc7TQbGM&feature=youtu.be
Cartel "Libertad Ajith! Libertad para todos los prisioneros políticos en India! Apoyar la guerra popular". (y dos fotos de guerrillerxs)
Internacionalismo
Campaña internacional Solidaridad con todos los presos políticos en India. Difunde. Comité Internacional de Apoyo a Guerra Popular en la India.

sábado, 4 de julio de 2015

Carta de Arantza Díaz Villar a un solidario.

Poster. "Arantza Díaz presa comunista del PCE(r)"
Cartas desde prisión:
Arantza Díaz Villar

Villena, 31 de Mayo de 2015

(…) Ando pelín despistada con la correspondencia, yo creo que te debo carta. Pero oye, me apetece escribirte y ahí que te vas a tener que aguantar y aguantarme jeje. Sí, tampoco es un tremendo castigo ¿no?...
Bueno majico ¿cómo va la primavera e irá el verano?. Supongo que, como otra mucha gente, deseando que llegue el calorcito de verdad. Aquí no te creas que queremos que llegue el calor, firmábamos por quedarnos con la temperatura de estos días, algo de calorcito pero refrescando por las noches. En fin, soñar en gratis, por ahora...
Te cuento que voy bastante bien, recuperando fuerzas cada día un poquito. De hecho llevo ya un par de meses haciendo algo de ejercicio y cada día me encuentro algo mejor. Claro que procuro no machacarme, aunque ayer mismo tenía unas inesperadas agujetas. ¡Cosas de la vida sana!
Ahora en junio me sacan a consulta y allá por julio me hacen el TAC y veremos cómo van mis entrañas. Lo cierto es que estoy deseando que me hagan las pruebas, habrá que tener paciencia.
Oye, estoy releyendo tu carta donde me cuentas lo que habías hecho el verano pasado, espero que este sea como mínimo igual, si no mejor. Por cierto, que me gusta lo que denominas “turismo de experiencias”, oír un río, los pájaros, las ranas, el sentir el aire en la cara... ¡me apunto!. Yo de hecho no soy mucho de ver monumentos, iglesias y demás familia. Una semanita de montaña y feliz. Y si lo alternamos con una playa pues plan redondo. Pues nada, que me parece que alguna escapada ya podremos hacerla juntos. ¿Te hace?.
Bueno, parece que los sillones del poder van a cambiar de color, al menos en algunos sitios. Aunque la verdad sea dicha, no tengo yo ninguna confianza en que sirva de nada. El panorama político oficial me parece triste y decepcionante a todos los niveles. Ya me contarás tú cómo lo ves desde ahí fuera. El caso es que esta gentuza que hoy gobierna se da palmaditas en la espalda porque el paro baja, por ejemplo, pero lo que no dicen es en qué condiciones está la gente consiguiendo trabajo. Fíjate que cada vez que vuelve una chica de permiso, la frase más repetida es “La calle está muy mal”. Lo dicho, cuéntame cómo van por ahí las cosas y qué opina la gente.
Bueno majico, hoy no me voy a enrrollar demasiado, estoy recuperando también el gusto a coger el boli (uno de los efectos secundarios de la quimio está siendo el hormigueo en manos, dedos y pies), pero hasta aquí puedo contar... jajaja.
Cuídate y que todo te vaya estupendamente.
Besotes, Amor y fuerza.
Arantza

Citas del 4, 5 y 6 de julio. Marx, H.D. Thoreau, Emilia Pardo Bazán.
Aprender y luchar, luchar y aprender.
Citas del 4, 5 y 6 de julio

viernes, 3 de julio de 2015

Cárcel y drogas, desde 1975 hasta hoy.

Foto. (joven inyectándose heroína)
Cárcel y drogas
Desde mediados de los años 70 hasta nuestros días

Tras la muerte de Franco, ninguno o contados (solo unos pocos legionarios arrestados en cárceles militares por hachís) de los presos existentes lo estaba en relación con sentencias de delito por drogas ilegales.
Mas en pocos años, la cárcel, que no deja de ser el reflejo más cruel de la propia sociedad, vivió en paralelo la inundación de drogas ilegales que asolaron los barrios más populares y obreros de todo el Estado, pero de una forma alarmante en todo el cinturón rojo de Madrid y sus barrios populares, lo mismo que en los de Barcelona, Sevilla, Valencia, Bizkaia o Vigo, por citar los casos más significativos.

Los primeros robos para mantener el consumo, los atracos; las bandas juveniles y su relación totalmente desinformada con el consumo de las drogas ilegales; y las legislaciones, que siempre condenan al pequeño.
Se empezaron a llenar las cárceles. Y muchos de los presos -con el empeoramiento en el entorno de vida del encierro- continuaron consumiendo dentro de las cuatro paredes. El consumo, por pura lógica, se clandestinizó aún más en esas nuevas circunstancias, y según los estudios sociológicos de colectivos de apoyo a presos sin embargo, el consumo en las cárceles se generalizó poco a poco. Señalar que según la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, “El 80% de los casi 70.000 presos en España son drogodependientes”. Sólo han cambiado las sustancias. Hay un refrán carcelario: “De lo de la calle, aquí, de todo, salvo la libertad”. Con las drogas, no podía ser menos. (...)

Y ¿qué dice la Ley?:
Los establecimientos penitenciarios realizan, de parte de toda la sociedad, el compromiso no solo cívico sino también constitucional de la reeducación y la reinserción social que las medidas privativas de libertad tienen en el ordenamiento jurídico (art. 25.2 de la Constitución española)”.

Pero, según II.PP. los carceleros destinados a vigilancia serían 15.500 y los dedicados al tratamiento (reeducación y reinserción) de los presos ¡tan solo de 1.358 personas!.

Habría que señalar que el entorno totalmente represor, opresivo, castrador e individualista en extremo de las cárceles españolas ha ido consiguiendo un momento igualmente represivo, compulsivo, teniendo el alto consumo de drogas la única explicación como una de las formas de intento de evasión mental, relax o incluso analgésica.
A partir de los años 80 los presos-as relacionados con delitos de tráfico de drogas o robo en relación, se vuelven mayoritarios.
Las consecuencias directas fueron inmediatas. Bajó la conflictividad político-social de los internos y brotaron enormes conflictos individuales, personalizados, relacionados con “presos toxicómanos”, según las propias estadísticas de II.PP..

Para empezar a entrar en harina y hacernos mejor a la idea del tema que tratamos, vamos a dar unos datos totalmente necesarios:
Decir que la punta de ratio en España de presos-as per cápita es de 1'53 -1'6 por cada 1.000 habitantes. O sea, de cada 2.000 personas, 3 están en prisión. Por tanto, desde hace 40 años, han sido centenares de miles los presos y presas en las cárceles españolas.
Hemos pasado de los 9.000 presos-as a la muerte de Franco, a los 22.000 en 1982, a un pico en mayo de 2010 de 77.000 personas presas, a los 68.000 actuales. Y que el 15% son preventivos.
Para hacer la estadística de los últimos años, decir que el 93% de los presos son hombres y el 7% mujeres.
Que 1 de cada 10 presos-as tiene menos de 25 años, y que 2 de cada 3 tienen entre 30 y 60 años, y sobre todos, los situados en la franja de los 31 a 40 años.
En cuanto a la propia catalogación de II.PP. sobre el tanto por ciento de delitos según categoría, se puede establecer de la siguiente manera:
- 37% está preso-a por “Delito contra el patrimonio” y “robo”. En su enorme mayoría delincuencia menor, mucha de ella relacionada directa o indirectamente con las drogas ilegales.
- 26% preso-a por “Delito contra la salud pública”. En su enorme mayoría detenidos por trapicheo minúsculo, menor o medio de drogas ilegales. Son muy pocos los grandes narcos presos.
- 7% preso por “Delito de violencia de género”
- 6% preso-a por homicidio o asesinato
- 5% preso por “Delito contra la libertad sexual”
- 1% preso-a por “Delitos de terrorismo” o relacionados.
- El resto, por otros muchos delitos o causas. Este es el sector más variable. (Seguridad vial, etc, etc.)

-La diferencia en el capítulo de las mujeres es importante. Según la encuesta sobre salud y consumo de drogas en internados en instituciones penitenciarias ESDIP 2011, el 50% de las mujeres estaban en la cárcel por delitos relacionados con la salud pública. (...)

Gráfico Población presa en la UE por cada 100.000 habitantes.

Bien, presentados están los y las protagonistas. Ahora presentaremos el entorno.
*El 73% de los-as presos y presas se encuentran en regímenes de 2º grado. Régimen ordinario de 3 de cada 4 presos-as.
Salida al patio mañana y tarde. Varios recuentos al día. Sin límite en las cartas. Visitas de familia y amigos 1 a la semana, 2 vis a vis al mes.
*El 17% se encuentra en 3er. Grado. Régimen de semilibertad.
Entran y salen de la cárcel todas las semanas, o fines de semana, según acuerdos de trabajo o familia.
*El 1% de los-as presos se encuentran en régimen de 1º grado.
Régimen cerrado, control absoluto de cartas (2 a la semana), visitas, se graban las conversaciones telefónicas y fotocopia la correspondencia, cacheos continuos. Los políticos, dispersados de sus lugares de residencia incluso a 1000 kilómetros, etc.
*El resto, sin clasificar, generalmente en 2º y 3er grados o en 1º grado indirecto en el caso de los presos políticos.

Según los propios datos de II.PP., fallecen en prisión una media de 200 presos-as cada año, “el 22,3% de ellos por "sobredosis" de droga (sic) y un 11.3% por suicidio”. Cifras muy alarmantes desde todos los puntos de vista.

Igualmente alarmante sería que el 31% de los presos tienen prescritos psicofármacos y el 11% metadona. (...)

Si analizamos más pormenorizadamente los datos de la encuesta sobre salud y consumo de drogas en internados, sacamos las siguientes conclusiones: (…) La población penitenciaria, antes de entrar en prisión, muestra mayores consumos de drogas respecto a las de la población general. La percepción sobre la situación de salud es ligeramente peor que la de la población general. La prevalencia del consumo de drogas, entre los internos, es menor en prisión que antes del ingreso.
Se observa una disminución del consumo de drogas en prisión, tendencia también presente en la población española.

Y en Europa, ¿qué sucede?
A nivel de la Unión Europea, en la mayoría de los estudios realizados queda patente que la prevalencia del consumo de drogas en la población encarcelada es superior al 50%. Sin embargo, estos datos presentan grandes variaciones entre prisiones, centros de detención y países (del 22 al 86%). Del 8 al 73% refiere consumo regular y dependencia previa al ingreso en prisión. De hecho, el 79,7% de los internos consumía drogas en el mes anterior a su ingreso. Analizando los diferentes estudios podemos concluir que, los drogodependientes están sobre-representados en las prisiones si se compara con la población general.

Pero ahí se acaban los datos oficiales. Dada la apenas información o datos sobre este tema, hemos realizado pequeñas entrevistas a varios expresos consumidores, que nos han volcado un poco los siguientes datos. Alguno de ellos ha estado más de 25 años en prisión en varias etapas, con lo que han vivido directamente su evolución:

-Hasta el año 80, era muy raro o anecdótico el consumo de drogas ilegales en prisión. Algo de hachís. Primeros casos en las cárceles de las grandes ciudades, de jóvenes de barrios populares, obreros y marginales.
-A partir de ese año las prisiones se llenaron de personas por problemas de menudeo de drogas, palos en farmacias, atracos a mano armada o delincuencia asociada al logro de heroína. “Ahí vi por primero vez tantos enganchaos en la cárcel como los había visto fuera”. “De mi barrio estábamos 20 o más presos, todos heroinómanos”. “Nosotros hacíamos atracos a bancos; por mucho mono que tendría, nunca le robé el bolso a una anciana, aunque lo normal en casi todos era, con esos monazos, desvalijar coches, pequeñas tiendas, palos en los parques o cines...De ahí se impuso dentro el término mangui para los que atracaban a cualquiera del barrio”. Se empieza a consumir heroína en grandes cantidades.

-Más adelante, a los robos y delincuencia, se sumaron y empezaron a nutrir las cárceles los pequeños camellos, traficantes locales, etc.
La forma de administración de la heroína no era problema. “Se fabricaban chutas con una aguja y un bolígrafo bic, luego se pasaban entre todos los colegas del módulo, no teníamos ni puta idea de lo que nos vino luego”.

-En los 90 y 2000 se consume hachís y mucha cocaína fumada en plata, pues la heroína ya ha hecho grandes estragos. “Llegó muy tarde lo de poder acceder a chutas legalmente y fue solo una lavada de cara por lo que habían permitido. Muchos cogieron el bicho dentro”.

-En el 2000 estalla el consumo de ansiolíticos, hipnóticos y antidepresivos, logrados dentro y fuera, con lo que su efecto sedante rebaja de nuevo la tensión general de las cárceles, aunque los conflictos individuales han ido en aumento.

Desde entonces ahora, “Todo igual”. Al principio fue el hachís, “que nunca ha ocasionado problemas importantes dentro, y se ha fumado y fuma desde siempre”, luego la heroína inyectada, luego por el asunto del vih los chinos y la cocaína, la metadona como “sustituto” desde su implantación y desde hace 15 años la multitud de pastillas psico-medicamentosas. O todo a la vez. Desde siempre las drogas legales e intentar conseguir alcohol, o bien de la calle o fabricando “chicha” y de forma esporádica tomar cosas como LSD. O de hace pocos años a esta parte, variadas anfetaminas o derivados, sobre todo los presos-as más jóvenes, “los críos”.
Foto. (presa sentada en el suelo, cerca unas pastillas)
-Señalan que en su opinión el 60% de presos lo están relacionados en su juicio con drogas o robos para lograr su consumo, pero que el consumo dentro “¡es mayor!”. Una vez presos, pocos abandonan el consumo, muchos se incorporan a otros nuevos o siguen consumiendo parecido que en la calle. Y otros que no se drogaban con sustancias ilegales o lo hacían esporádicamente y que por el ambiente carcelario lo empiezan a hacer. Parece ser que los datos de las asociaciones más cercanas a los presos así lo confirman, en contra del criterio de II.PP. (...)

Por sus vivencias un preso con 21 años a sus espaldas cuenta: He estado en módulos de un 5% de yonquis de heroína o brutos de cocaína y en otros con un 90%, depende cárcel, módulo, localidad. En las cárceles pequeñas, provinciales, no ves ningún consumo, salvo de algún porro o microconsumos de chinos. En las macro, Madrid, Sevilla, Cádiz... siempre saturadas, módulos que parecen La Cañada Real a las 12 de la mañana”. “Al menos yo nunca he conocido épocas largas sin suministro de mandanga hacia dentro en los macos grandes. ¿en las cortas?, pues monazo al canto, pero como de coco te seguía pidiendo, y el ambiente seguía siendo la misma mierda, pues cuando entraba algo a por ello otra vez, mientras tanto, algunas pastillas”.

-Destacan que desde siempre el consumo de drogas estimulantes legales, grandes cantidades de tabaco y de café por parte de muchos presos. Y la producción artesanal de alcohol de frutas, sobre todo desde 1980 al 2000 “en todos los módulos habían pequeños baldes fermentando”.

-La droga ilegal (y la legal que se trafica) tiene su propio comercio. O por dinero en futuros tratos, o por múltiples mercancías a cambio. O favores. ¿El precio?: “Generalmente el doble que en la calle, y la muy miligrameada del caballo, hasta el triple”. “En la cárcel se usa la “papelina” como medida pal jamaro, o sea, de una papela 8 papelinas”.

En este punto del artículo, los-as lectores se preguntarán con lógica ¿pero cómo entran las drogas ilegales en las cárceles? ¿y quién?

Recomendamos clicar en internet las numerosas referencias a noticias que nos darán alguna pista: “Subdirector cesado por tráfico de drogas a los internos”, “Funcionarios penitenciarios expulsados por hacer de traficantes”, “Varios carceleros investigados por relación al tráfico de drogas” y otras muchas calcadamente parecidas. Esas son las denunciadas y publicitadas públicamente, así que la magnitud real será mucho mayor es de suponer. Siguiendo con los funcionarios de prisiones, muchos presos narran cómo son varios de ellos mismos los habituales “y muy conocidos” suministradores bajo manga, de por ejemplo, numerosas botellas de bebidas alcohólicas, tarjetas de móvil... terminantemente prohibidas por II.PP. ¿Alcohol sí, otras cosas no? Pudiera ser la pregunta.
Para completar la manera de entrada, están las (necesariamente) pequeñas cantidades metidas por los propios presos-as tras la vuelta de permisos de tercer grado o a través de vis a vises. No hay más formas, no dan para más las posibilidades de entrada, pero repetimos, las cantidades que introducen los presos (siguiendo el criterio de cuando les pillan) siempre son pequeñas, pues saben de los fuertes cacheos; bien para auto-consumo o trapicheo entre los de confianza de cada módulo.

No importa qué me meta en el cuerpo si eso me hace pasar unos días sin enterarme de nada”. Una frase oída casi diariamente, en boca de diferentes reclusos que cumplen su condena, en cualquiera de las prisiones del Estado, nos proporciona la oportunidad de reflexionar.

En el porqué consumían en prisión, responde:
Depende etapas, cuando me metía o fumaba heroína, para desconectar, para sedarme, como la propia palabra indica. Te alejaba por un par de horas de todo lo malo que la cárcel significa”. “Salí y al poco volví a caer preso, y se repitió”. Luego, al tiempo, la metadona fue obligada, y “me tenía más pendiente de la dosis que de disfrutar, pues apenas tenía para mí efectos relajantes y sin embargo engordé doce kilos, pero me llamaba a consumirla igualmente todos los días, así que lo mezclaba con pirulas”. “Cuando por fin logré dejar todo, porque llegué a estar hecho una ruina, pues solo unos porritos, para esa risa tonta o dormir una sienta sin oír el casete del de la celda de al lado. Seguí fumando mucho tabaco y bebiendo mucho café, me espabilaba para momentos de estar al loro en el patio y era barato”. “Ahora, otros eso lo hacen con anfetas“. ¿En la calle?: “En el paro. Unos canutos de ciento en viento, y disfrutando moderadamente de la birra tras tantos años sin catarla”.

El mayor problema sigue radicando en la motivación.
Esa conclusión corresponde al Grupo de trabajo sobre Salud Mental en Prisión: Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria (SESP) y Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN). En sus informes apenas observamos críticas del acceso de drogas a las cárceles pero si varias conclusiones que podrían ayudarnos a responder a la pregunta del inicio: ¿las políticas penitenciarias logran el objetivo de reinserción social y educación, tal y como se recoge en el artículo 25.2 de la Constitución?
Las prisiones son caldo de cultivo para el consumo”. No son pocas las personas no consumidoras que se han iniciado en el abuso de sustancias precisamente durante su permanencia en prisión. Además, el tráfico de drogas dentro de las prisiones está a la orden del día.
Ante estas circunstancias de aislamiento y frustración, no es difícil llegar a comprender el uso y abuso de sustancias psicoactivas en prisión. No es de extrañar tampoco que debuten, se reinicien o incrementen los consumos de tranquilizantes y otras sustancias con el objetivo de “no pensar” y que “el tiempo pase lo más rápido posible”. “Actitudes que aumentan considerablemente el riesgo de intoxicaciones, sobredosis, daños en el organismo y en ocasiones, suicidios consumados”.
(…) “¿Cómo alentar los cambios necesarios (la motivación) cuando se tienen 8 ó 10 años de condena por cumplir? ¿Cómo mejorar la autoestima en un estrato tan apartado y marginal de la sociedad que acumula un doble estigma por la drogo-dependencia y la cárcel?” (...)

Foto. Barrotes con la inscripción en hierro "Cárcel"

Y para concluir el tema de hoy, os ponemos una carta de finales de los años 2000 de un preso político contando cómo vivió la relación “cárcel y drogas”:

Eh, ante todo deciros que a este le catalogan como “módulo bastante tranquilo”. La mayoría tienen penas cortas. Otros ya finalizan largas condenas, así que no suele haber broncas o peleas que les corten la salida. Pero me preguntáis sobre el consumo de drogas aquí dentro. Aquí al menos (por lo que veo y se sabe -soy el único político, y los sociales majos en seguida te advierten de qué va cada preso-) la mayoría se pone de algo: cuatro caladas a un porro, alguna pastilla, o acabar con un balde de alcohol en una tarde hecho con frutas y que se dormían en el recuento el otro día ¡qué risas!, pero que son gente normal, no problemática ni con el consumo de drogas ni con su vida carcelaria. Hay varios que jamás les he visto ni fumar tabaco, y alguna otra peña (la gran mayoría ex-grandes consumidores) que ya no prueban nada. Otros varios, están todo lo que les dejan en el gimnasio, o haciendo pesas, corriendo... por el patio. Uno me decía el otro día que “había dejado la heroína por esa otra droga” -se refería a la adrenalina- conseguida en el deporte intenso, “gratis y de uno mismo”.
Los problemáticos -en este ambiente ya muy tenso de por sí como es la cárcel- (y junto a su gran consumo desmedido de todo tipo de drogas) son unos 25 a 30. Y que conste que somos 130. Otra cosa fue enfermería, donde casi la mayoría estaban enganchados a las pirulas, alguno a la coca y todos a la pelea diaria.
(...) el primer día que me dejaron salir al patio, no pasarían ni 3 minutos paseando cuando un pequeño objeto hizo un gran ruido al caer. Lo habían lanzado desde el otro lado del muro (unos 8 metros de alto), desde otro módulo. Era una pila que llevaba pegada con celo una papela. En cuestión de 5 segundos un preso que paseaba se acercó y agachó con disimulo y se metió la pila en la zapatilla. No había acabado la mañana cuando al ir a mear al w.c. del patio, el colega y otro preso se estaban fumando un chino.
(…) otro día andaba vendiendo uno todos los papelillos de fumar de un librillo de 50. Uno le dio un paquete de pilas por unos pocos, otro 4 ó 5 cigarrillos, otro le decía chillando “¡por las caladas de ayer!”. Me resultó muy chocante. Valía tanto el papel como la propia china.
(…) las colas ante el médico son inmensas. Aquí tienen a medio módulo dormido y babeando de forma recetada. Un social majo ya me había contado el enorme trapicheo a microescala que se daba con las pirulas de psiquiatría. Le dije que no era posible, que al menos en esa cárcel los enfermeros obligaban a tomar delante de ellos los psicofármacos. Me respondió que me fijara bien. Al poco de salir de la cola se llevaban varios la mano a la boca y sacaban las pastillas. Luego les veías en la cena trapicheándolas.
(…) Hubo cacheo “anti-droga” en el recuento. Les miraban dentro de las zapatillas, los macutos, etc. Al llegar yo, el funcionario me dijo que continuara para la celda. En las escaleras todos decían “al político no le han cacheao, claro, como no se ponen”. Ayer en las celdas, todo el módulo patas arriba, mis cosas (en ésta “anti-droga”) ni tocar...
(…) lo de la metadona es tremendo. Les tienen colgados de esa sustancia en vez de la heroína. Ellos sabrán por qué, pero se pasan igualmente los días tirados por las esquinas del patio, durmiéndose encima del plato en el comedor (algunos la mezclan con numerosas pastillas) o haciendo “puchero” en la boca cuando les dan la dosis diaria y alguno, que lo he visto anonadado, tras salir de la cola volcárselo en la boca a otro preso. Se siente de una ojeada que la mayoría de los responsables de estas bombas de chavales “no quieren ver”.
(…) acabo con lo de ayer a la mañana, fruto de un ambiente que se palpa a diario en relación a los numerosos chavales que están aquí enganchados perramente de alguna manera y por lo tanto con posibilidad de problemáticas añadidas. Puestón, pago de la mercancía, y si no...
Hasta ahora habían sido unos cintazos a uno por no pagar la deuda de las pastillas, arramplarle la celda a otro que debía algo en coca, etc, pero ayer al ponernos en la fila del economato se ha puesto uno a la cola, y tras él se ha puesto otro, ha sacado un punzón y se lo ha clavado 4 veces. Se ha quedado tranquilo, los boquis se lo han llevado a aislamiento y al otro al hospital. En la calma, todos me explican “le debía un montón en farlopa”.
Ayer noche estuve pensativo. El consumo compulsivo que se da en numerosos presos había logrado tras años convertir las cárceles en lo antagónico de los 80. Asesinaron a los de la COPEL y aislaron la APRE, y ahora los presos sociales... muchos logran solo sobrevivir, que no es poco aquí dentro, y otros bastantes solo luchan por poder conseguir su colocón diario”.

(…)

Documento completo, bibliografía y datos:
Jaulas y drogas

Ailaket!

jueves, 2 de julio de 2015

Escrito de David Garaboa a l@s solidari@s.

Poster. "David Garaboa. Preso comunista do PCE(r)".
Cartas desde prisión

A las compañeras y compañeros solidarios:

Os escribo para informaros que recientemente recibí una “Diligencia de Ordenación” de la Audiencia Nacional modificando “La liquidación de condena a fin de descontar el arresto sustitutorio de las penas de multa impuestas”. Es decir, que me han descontado los 6 meses y 5 días de cárcel que en su día me metieron por no pagar la multa que me habían impuesto en aquella farsa a la que llamaron juicio.
Considero importante recordar que una parte de la multa que me impusieron iba destinada a indemnizar a los policías que me torturaron física y psicológicamente durante 5 días cuando me detuvieron. Mi denuncia de torturas terminó en la basura, en algún despacho de la A.N., sin embargo, a mí me pusieron una multa por osar denunciar a mis torturadores. Por eso en su momento rechacé el ofrecimiento que se me hizo para recaudar en la calle el dinero de la multa. Finalmente lo hemos conseguido sin bajar la cabeza, y una vez descontados los 6 meses y 5 días mi fecha de cumplimiento es el 22 de mayo de 2016.
El mérito de este triunfo le corresponde a nuestro abogado, Andreu, ya que fue él quien realizó todas las gestiones para que me descontaran ese tiempo de cárcel. Así mismo quiero destacar el apoyo que le viene prestando a mi compañera, la presa política del PCE(r) Arantza Díaz Villar, que recientemente fue operada de un cáncer de colon, pues sobrepasa con mucho sus “obligaciones” como abogado.
Dibujo David. (un obrero pega un cartel en el que pone "Libertad presxs enfermxs. Amnistía total".)
Como podréis imaginar estoy muy contento por el adelanto de la fecha de mi salida en libertad. No obstante, tengo que deciros que yo no estaba preocupado por los 6 meses de cárcel. Yo estoy preocupado por mis camaradas del PCE(r) y de los GRAPO que permanecen en prisión a pesar de padecer enfermedades muy graves. Estoy preocupado por Manuel Arango Riego, encarcelado pese a sufrir Hepatitis C y otras graves dolencias; por Mari José Baños Andujar, que tiene también Hepatitis C y otras enfermedades graves; por Arantza, enferma de cáncer de colon, por Paco Cela Seoane, que sufre Hipoglucemia grave; y por Manuel Pérez Martínez, Arenas, que representa mejor que nadie la intencionalidad política y represiva de la desatención médica en las cárceles, ya que llevan años impidiendo que puedan hacerle una simple operación de cataratas con la clara intención de dejarlo ciego. Con la ley en la mano, todos ellos deberían estar en la calle por las graves enfermedades que padecen, y si estos fascistas no los liberan es porque su objetivo es dejarlos morir en la cárcel de manera lenta y silenciosa, como ya hicieron con nuestra camarada Isabel Aparicio hace poco más de un año.
Por la batalla jurídica que ganamos, voy a tardar 6 meses menos de lo previsto en volver con vosotros. Pero no puedo evitar pensar que para las presas y presos gravemente enfermos 6 meses de cárcel pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte, y con ellos las batallas judiciales no van a ser suficientes. Además, tenemos que seguir denunciando la cruel situación en la que se encuentran y seguir prestándoles todo nuestro apoyo. ¡Hay que sacarles a la calle!
Un fuerte abrazo cargado de fuerza y de cariño para todas y todos vosotros. ¡Salud!

David Garaboa Bonillo
Preso político del PCE(r)
C.P. Villena, 17 de mayo de 2015

miércoles, 1 de julio de 2015

Juan García Martín, tirado al suelo y desnudado por besar a Carmiña Cayetano.

Foto. "Juan García Martín. Comunista condenado a morir en prisión".
¿Será delito besarse en prisión? Juan García agredido en Puerto III
El lunes 29 de junio comunicaron en la prisión de Puerto III los presos políticos del PCE(r) Carmen Cayetano Navarro y su compañero Juan García Martín. Tras la comunicación, a Juan un funcionario provocador y agresivo lo empujó tirándole al suelo causándole una leve lesión en la muñeca y llevándolo a aislamiento. En el aislamiento, fuera de cámaras y testigos fue sometido por otros 3 funcionarios a vejaciones de desnudo por la fuerza. ¿El motivo? Porque Juan y Carmiña se dieron un beso. Parece que ahora también es delito. Juan ya pasó a módulo el día 30, pero tanto él como sus compañeros presos políticos vascos harán denuncia de tal agresión. 
 


Foto. 14 carteles "Arantza Díaz. Ella luchó por nosotros, lucha ahora tú por ella" (y relato de sus torturas)
Carteladas solidaridad presos políticos en Burgos

Nuevos carteles de denuncia, en Burgos. Relatos de tortura a Arantza Díaz, libertad presxs enfermxs y amnistía a los que luchan.
Foto. 4 carteles Arantza, 3 "libertad presos políticos enfermos" y 1 "...por los que luchan... Amnistía"
Foto. Carteles de Arantza, "Libertad presos políticos enfermos" y "por los que luchan".
Foto. (6 carteles de Arantza y 3 de "...por los que luchan")

Foto. (en los barrotes de una celda, uno es una vela encendida)
Cumpleaños de presos políticos mes de julio:

-El miércoles 8, Marcos Martín Ponce, cumple 44 años de edad. Lleva 13 años en prisión.

Cartel. "Amnistía". (y decenas fotos de movilizaciones proamnistía)
Muro Solidario:

-Euskal Herria, Amnistía. Carteles de ATA
Cartel. "Amnistía" (y texto es eus, cas y francés)

Escultura. De José Balmón Castell, homenaje a los asesinados de Aguilar de la Frontera. (Siluetas de personas, agujereadas por balazos)
-Obra escultórica de José Balmón en Aguilar de la Frontera (Córdoba), y placas de homenaje a sus fusilados y represaliados.

Placas con el nombre de los asesinados.

Camiseta. "No a la represión obrera. Libertad imputados minería" (dibujo, de unas rejas de celda, sale el martillo de picador y un casco minero)
-El Valle de Laciana en lucha
Campaña de denuncia y solidaridad económica que han editado.

Taza. "Lucha minera. Laciana". (dibujo de un minero)
Pegatina. "Laciana levántate y lucha. Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar". (dibujo minero con cartucho)

Cartel. "Libertad presxs políticxs. ¡Rompe sus cadenas!". (dibujo hombre con vendas en ojos y boca y mujer rompiendo sus cadenas)
-Cartel de Vinalopó antifeixista

Dibujo. "Julio". (sentado ante una mesa, un hombre con mano en la cabeza, gesto de pesadumbre)
Lámina de la Agenda correspondiente a la presentación de julio

Citas 1, 2 y 3 de julio. B.P. Galdós, Marx, Barbusse.
Aprender y luchar, luchar y aprender.
Citas del 1, 2 y 3 de julio